¿Estás preparado para la Cirugía Refractiva?



¿Estás preparado para la Cirugía Refractiva?

Según los últimos estudios realizados por la Clínica Oftalmológica Coro, aproximadamente el 25% de las personas con graduación no son aptos para una intervención de cirugía refractiva.

Las causas fundamentales son:

-la cantidad de graduación y su estabilidad.

-espesor corneal insuficiente.

-alteraciones o forma corneal inadecuada.

-ojo seco severo.

-alteraciones en la cicatrización.

-la edad.

LO QUE CUENTA ES UN BUEN ESTUDIO PREVIO.

EI estudio preoperatorio desde un punto de vista crítico y objetivo.

-graduaciones de la vista.

-parametria ocular: espesor corneal, topografía…

-análisis de los tejidos superficiales y del fondo de ojo.

ANALIZAMOS TU CASO

¿Nunca has pensado que puede ser una buena opción?

Tras realizar las pruebas te indicaremos si tienes el perfil idóneo para este tipo de intervención, te diremos si tus ojos están preparados para las técnicas láser. Si no es así, hay otro tipo de intervenciones y soluciones a las que puedes aspirar.

La Clínica Oftalmológica Coro pone a tu disposición los mejores expertos en cirugía refractiva, que estudiarán cada caso de forma individualizada, sin presiones comerciales, buscando la solución ideal para cada paciente.

INDEPENDENCIA, COMODIDAD, LIBERTAD DE MOVIMIENTO.

Con el empleo de las técnicas con láser aplicadas a la miopía, hipermetropía y astigmatismo, se puede poner fin al uso de gafas o lentes de contacto mediante sencillas intervenciones.

LA TÉCNICA LASIK

Esta tecnica permite la corrección de miopías de hasta 14 dioptrías, hasta 6 en la hipermetropía ý 6 en el astigmatismo; siempre dependiendo de los parámetros oculares del paciente.

Los sistemas de seguridad y precisión actuales, como la realización de tratamientos guiados por la topografía personalizados, permiten una mejora sorprendente en los resultados.

¿PUEDO SER YO BUEN CANDIDATO A LA CIRUGÍA REFRACTIVA LASIK?

–        Soy mayor de 18 años de edad.

–        Tengo una graduación estable.

–        Quiero dejar de usar gafas y/o lentes de contacto.

–        No tengo enfermedades oculares.

–        No padezco enfermedades del colágeno.

–        Quiero cambiar mi forma de vida.

–        Quiero practicar deportes sin las limitaciones que tenía.

–        Estoy dispuesto a asumir la relación riesgos/beneficios.

Compártelo