¿Me entiendes? Estudio para una correcta salud auditiva



¿Me entiendes? Estudio para una correcta salud auditiva

“La audición es quizás, el más importante de los sentidos que disfrutamos, nos ofrece detectar el mundo y además… conocerlo”.

Con el avance de las nuevas tecnologías se incorporan una serie de novedosas prestaciones en el mundo de la Audiología. El ser humano, es social por naturaleza y cuando alguno de sus sentidos se ve afectado, como en el caso del oído, buscara la mejor solución posible. Ya no le es suficiente mantener conversaciones con los que le rodean, sino que quiere entender bien lo que se le dice, en todo momento y en todas las situaciones, siendo el mismo quien pueda modificar estos cambios a través de esas nuevas tecnologías (Smartphone, iPhone…).

Por ello, es necesario un centro auditivo de confianza, que aporte equipamiento de última generación, con buenos profesionales a su servicio que realicen una serie de pruebas concretas y específicas que determinen el estudio de su audición.

El oído humano consta de tres partes definidas: oído externo (canal auditivo externo, tímpano); oído medio (caja timpánica y cadena osicular); oído interno (órgano de la audición, del equilibrio y vías auditivas), del estudio de estas dependerá la solución en el caso de que existiera una perdida auditiva.

Protocolo de pruebas para detectar pérdidas auditivas

1 – Anamnesis: nos aporta información acerca del paciente, datos médicos, de sus necesidades, expectativas, etc.

2 – Videotoscopia: nos informa de la funcionalidad del oído externo (CAE y tímpano)

3 – Impedanciometria: prueba objetiva que determinará como se encuentra el oído medio, sin necesidad de la colaboración del paciente mediante dos pruebas: la timpanometría y el reflejo estapedial.

4 – Audiometría: una audiometría completa, tanto tonal (VA, VO, MCL, UCL), como oral (Logoaudiometría) nos informara no solo del grado de perdida auditiva, si no de la localización de la misma y del % del entendimiento del paciente en función de como se encuentre su oído interno, esencial para determinar posteriormente la mejor solución, dentro de una amplia gama de posibilidades.

5 – Otras pruebas objetivas: si fueran necesarias, se podría realizar:

  • – Electrococleografía (PEA)
  • – Potenciales evocados auditivos de tronco cerebral (PEATC)
  • – Otoemisiones acústicas (OA)

Una vez realizadas estas prueba se valorara la mejor solución para el paciente, ya sea una solución médica (extracción de tapón, medicación para otitis, quirúrgica) o protésica-auditiva, con la adaptación de audífonos de nueva generación con diseños atractivos personalizados, conectividad y ante todo que se conserve las características naturales del habla.

Un centro auditivo de confianza determina en gran medida una excelente solución para su problema de audición.

Compártelo