Adaptación de Lentes Orto K

¿Sabes que se puede reducir o eliminar la miopía mientras se duerme...?

Adaptación de Lentes Orto K

Mientras se duerme, se puede reducir la miopía y astigmatismo. El Moldeo Corneal personalizado reduce la miopía mediante el uso controlado de lentes de contacto.

Solicite a nuestros profesionales una prueba para valorar si es usted un buen candidato para este tipo de tratamiento.

Reservar Cita

¿Qué cantidad de miopía se puede reducir?

Depende de las particularidades de cada persona. En una córnea normal y sana se pueden corregir una media de hasta –4.50 dioptrías y hasta –1.50 de astigmatismo corneal.

¿Es seguro el tratamiento?

La Orto-K o el nuevo Moldeo Corneal Personalizado es incluso más seguro que el uso diurno de las lentes de contacto y tan efectivo como la cirugía refractiva.

La córnea es un tejido maleable y con memoria de forma. La acción de las lentes Permeables fabricadas con material de última generación va a producir cambios en la curvatura corneal, que llevan a la corrección de la graduación y así poder permanecer durante el día con una visión excelente, sin necesidad de usar gafas ni lentes de contacto.

Tratamiento Orto-k

El tratamiento de Ortoqueratología también conocido como Orto-K está indicado en pacientes miopes de hasta –4.50dp. y si tienen astigmatismo que este no sea mayor de -1.50dp. Es un tratamiento no quirúrgico para poder ver bien sin corrección óptica durante el día. Consiste en usar durante las horas de sueño lentes de contacto de geometría inversa adaptadas de manera personalizada que permitirán reformar terapéuticamente su cornea, lo que dará como resultado una mejora de su visión sin necesidad de utilizar ni gafas ni lentes de contacto las horas que permanece despierto.

Igualmente debemos informarle de que dicho aumento de la visión será transitorio y estará supeditado al porte de lentes de contacto mientras duerme. En el momento que cese el uso de estas lentes, la cornea recupera su forma inicial pudiendo volver a utilizar su corrección óptica habitual en el intervalo de tiempo de 1 a 3 semanas.

Se estima una duración del tratamiento de 6 meses, en los que se realizará un programa de consultas periódicas adecuadas a las necesidades particulares de cada persona.

– 1ª Visita: objetivos del paciente, análisis visual completo y selección de las primeras lentes de contacto de prueba.

– 2ª Visita: prueba de lentes durante una hora y posterior evaluación que servirá para decidir las lentes con las que el paciente dormirá la primera noche. En esta visita enseñaremos la manipulación y el mantenimiento de las lentes de contacto.

– 3ª Visita: revisión matinal tras dormir la primera noche en la que se evalúan los cambios visuales, morfológicos y el respeto total de la integridad ocular.

– Visitas de Adaptación: normalmente el programa de revisiones será al tercer día, a la semana, al mes, a los tres meses y a los seis meses.

Las lentes de contacto se han usado para realizar Ortoqueratología desde los años 60 y los estudios científicos realizados hasta la fecha no han documentado ningún riesgo de salud para los ojos. No obstante, como todas las lentes de contacto, mientras se estén usando durante el día o la noche tienen potencialmente riesgo de irritación ocular transitoria, ya sea causada por alergia, reducción de la cantidad de oxígeno o estimulación mecánica. Estos efectos cesan en cuanto se extraen las lentes de los ojos y no requieren tratamiento. El único caso donde es obligatorio el tratamiento es el caso de infección corneal o úlcera corneal, lo cual ocurre en muy bajo porcentaje de casos de usuarios de lentes de contacto rígidas (aproximadamente 1 por cada 10.000) y cuyo riesgo está normalmente relacionado con una baja higiene o un mal uso de los lentes. En la rara situación en la que ocurre una infección corneal, es rara la pérdida de visión si se recibe una pronta asistencia médica. El uso nocturno de las lentes de contacto de geometría inversa empleadas en el tratamiento ORTO-K ha recibido en USA la aprobación de la FDA, la institución americana que regula los tratamientos médicos y farmacológicos.