Pérdida Auditiva

Pérdida Auditiva

Si tienes dificultad para escuchar conversaciones, sobre todo con ruidos de fondo, o no oyes bien la televisión o la radio con un volumen normal, la pérdida de audición está empeorando tu calidad de vida.

En Centro Auditivo Coro el estudio audiológico y las pruebas son gratuitas.

Infórmate sin compromiso.

Reservar Cita

¿Qué es la pérdida Auditiva?

La pérdida de audición, también llamada Hipoacusia, es uno de los problemas de salud crónicos más comunes, pudiendo afectar a personas de todas las edades. El síntoma principal es una disminución de la capacidad de oír (pérdida auditiva) a un nivel por debajo de lo normal.
Esta pérdida puede ser desde leve o superficial, hasta moderada en uno o ambos oídos y se produce tanto en el oído externo, oído Medio, oído Interno como en el cerebro.
Esta pérdida provoca en las personas que la padecen, dificultad en el entendimiento en una conversación y esto desemboca en un aislamiento social que empeora notablemente su calidad de vida.

Clasificación de Hipoacusias

Ya sea por motivos de la edad, o congénito o que sea repentina o gradual, la pérdida auditiva nos va aislando y separando de la sociedad y familia. Con la siguiente clasificación intentaremos orientarles en el tratamiento más conveniente para su caso:

1. Hipoacusia conductiva o de transmisión

Producida por diferentes patologías que afectan al oído externo y medio responsables de recoger la señal acústica y transmitirla hasta el oído interno; las alteraciones de estas partes del oído dan lugar a una mala transmisión del mensaje sonoro al oído interno, influyendo en la intensidad a la que percibimos dicho mensaje y no tanto a su calidad.

– Causas

  • Obstrucción del canal auditivo (cera o agentes externos).
  • Perforación timpánica.
  • Movilidad deficiente de la cadena osicular (otosclerosis).
  • Infecciones en la cavidad timpánica (Otitis).
  • Cualquier tipo de lesión que ocasionen daños a los huesos del oído medio.
  • Defectos congénitos.

    – Solución

    La mayoría de las veces el tratamiento es médico, y según el grado de pérdida se trataría quirúrgicamente o con prótesis auditivas (audífonos).

    2. Hipoacusia Neurosensorial o Perceptiva.

    La pérdida auditiva será de ligera a profunda y los sonidos serán más suaves y parecerán amortiguados o distorsionados, lo que dificultara la separación de un sonido de otro (Mantener conversaciones en entornos ruidosos).

     Perdida-Auditiva

    – Causas

  • Edad avanzada (presbiacusia).
  • Exposición a sonidos ensordecedores (trauma acústico).
  • Causas congénitas hereditarias.
  • Exposición constante a fuertes ruidos (pérdida profesional).
  • Parto problemático o dificultades en la gestación.
  • Consumo de medicamentos ototóxicos…. Herencia / genética.
  • Lesiones en la cabeza.
  • Enfermedades (sarampión, paperas, meningitis, meniere).
  • Tumores en las vías nerviosas auditivas.

     
     
     
     

    – Solución

    El tratamiento más común para este tipo de hipoacusia seria con prótesis auditivas (audífonos) aunque en algunos casos cuando la hipoacusia es de grado profundo sería necesario realizar una operación de implante coclear.

    3. Pérdida mixta

    Producida por patologías que afecta tanto al oído externo, medio e interno simultáneamente. Será la combinación de pérdida auditiva conductiva y neurosensorial en mayor o menor porcentaje.

    El paciente afirma que oye más bajo de lo normal y que hay palabras que no entiende.

    – Causas

  • Por trastornos del oído externo o medio y daños en el oído interno.

    – Solución

    El tratamiento puede ser con prótesis auditivas (audífonos).

¿Cómo se mide?

La pérdida auditiva se mide con un audímetro; se realiza un test de audición en el cual se mide lo que oímos en los diferentes tonos o frecuencias y en diferentes potencias o intensidades.

Frecuencia

La frecuencia del sonido es el tono en que se produce la vibración. El ser humano es capaz de detectar una gama de frecuencias en el intervalo de 16 a 20.000 Hz y se mide en Hercios (Hz).

Intensidad

La intensidad del sonido es el nivel de presión sonora (Sound Presure Level) producida por una onda. El ser humano es capaz de tolerar una intensidad de sonido de hasta 134 dB y se mide en Decibelios (dB).